7– HACIA UNA MOVILIDAD URBANA SOSTENIBLE Y SEGURA"> 7– HACIA UNA MOVILIDAD URBANA SOSTENIBLE Y SEGURA - BARRIO 88 - Es el momento

7– HACIA UNA MOVILIDAD URBANA SOSTENIBLE Y SEGURA

La ciudad de Santa Fe atraviesa por una crisis de su modelo de movilidad, para ser más precisos, no tiene un plan de movilidad. La altísima congestión en el microcentro en las horas picos, la alta tasa de siniestralidad vial, prácticas de manejo riesgosas, inseguridad en el uso de bicicletas, y una permanente disputa por el espacio público entre los colectivos, los automóviles, motociclistas, ciclistas y peatones, así lo demuestran.

Hasta el momento, este complejo problemático intentó resolverse con medidas aisladas: creación de un carril exclusivo en las avenidas Rivadavia y Blas Parera, por un lado; creación de bicisendas por otro, lo que da cuenta de la ausencia de un diagnóstico integral, en el que intervengan los distintos actores implicados en la movilidad. Por eso urge la creación de para un plan de movilidad en el corto plazo; y la elaboración de un sistema integral de movilidad metropolitano, en el corto y mediano largo plazo.

La movilidad urbana debe pensarse en términos de equidad social y de sustentabilidad ambiental, siendo una necesidad básica y un derecho colectivo que todos los ciudadanos deben tener garantizado. Cuando hablamos de una ciudad popular, inclusiva y feminista hablamos de una ciudad transitable libremente por parte de todxs, en donde podamos movilizarnos con comodidad sobre todo las mujeres y disidencias sexuales expuestxs a diferentes violencias en el
espacio público. Estas son nuestras propuestas para construir una movilidad urbana con perspectiva de género.

› PROPUESTAS ESPECÍFICAS:

Accesibilidad del transporte en los barrios populares: En ciudades desiguales el acceso al transporte no está disponible para todxs. Actualmente, para las mujeres, jóvenes, niñxs y disidencias que viven en barrios alejados del centro acceder a un transporte público con frecuencia, que les permita salir y volver a sus casas con como-didad y seguridad, está lejos de ser una realidad. Por eso proponemos como tarea prioritaria la extensión de los recorridos de las diferentes líneas de transporte público a todas las zonas de la ciudad, especialmente conectando las zonas este-oeste de la ciudad y la complementación de las líneas que brindan los servicios actuales con conectividad modular complementaria.

Pase único: Teniendo en cuenta que las tareas de cuidados que realizan mayoritariamente las mujeres requieren desplazarse entre puntos distantes en la ciudad (por ejemplo para llevar a lxs niñxs a la escuela y luego ir al trabajo), consideramos que es fundamental reducir el costo que el transporte público implica para estas familias. Por eso pensamos en un boleto único que permita combinar distintas líneas de colectivos urbanos en un lapso de tiempo que incluya las esperas y movimientos que puedan realizarse.

Lxs pibxs en bici!: Garantizar sendas aptas para la circulación en bicicleta en toda la ciudad, con una adecuada señalización e iluminación, incluyéndolas en la planificación urbana futura.

Por la seguridad vial de los motociclistas: La falta de planificación y el exponencial aumento de vehículos ciclomotores por grupo familiar es uno de los principales factores de accidentología vial en la ciudad. En el año 2016 fueron 40 las víctimas fatales que circulaban en motocicleta. Gran parte del parque ciclomotor urbano no está registrado, no están inventariados en el registro de propiedad del automotor (patente), no cuentan con seguro contra terceros, no usan las normas de seguridad reglamentaria (casco).
Estas condiciones no solo aumentan en estadísticas, sino que aumentan la gravedad y complejidad de los accidentología urbana repercutiendo a nivel ciudad en un aumento de la conflictividad, judicialización y necesidad de controles por parte del municipio.
Proponemos la creación de cooperativas de consumo y servicios orientada a motociclistas con el objetivo de mejorar la seguridad vial de los motociclistas y todxs los vecinos que circulen por la vía pública. Dichas cooperativas, tuteladas por el Municipio, con sedes sociales en barrios del noroeste de la ciudad, constituirán una red de talleres barriales de mantenimiento de la mecánica, brindando los servicios a los asociados. Como propuesta, en el valor de la cuota societaria se incluirá la subcontratación de seguros y las gestiones correspondientes. Las mismas también organizarán instancias de educación vial a sus asociadxs, que les garanticen estar bajo las normativas vigentes