5– HACIA UNA GESTIÓN DEMOCRÁTICA Y POPULAR DE LA SEGURIDAD"> 5– HACIA UNA GESTIÓN DEMOCRÁTICA Y POPULAR DE LA SEGURIDAD - BARRIO 88 - Es el momento"> <span style="color:#e448ff;">5– HACIA UNA GESTIÓN DEMOCRÁTICA Y POPULAR DE LA SEGURIDAD</span> - BARRIO 88 - Es el momento

5– HACIA UNA GESTIÓN DEMOCRÁTICA Y POPULAR DE LA SEGURIDAD

La seguridad constituye un tema de vital importancia para lxs vecinxs de la ciudad de Santa Fe. Vivir tranquilxs y confiadxs constituye un aspecto esencial de los derechos ciudadanos que todxs tenemos. La seguridad tal como la entendemos desde Barrio 88 comprende un espectro amplio de temas vinculados a las condiciones de vida y habitabilidad de nuestros barrios, especialmente de aquellos más postergados en el desarrollo urbano. No creemos que los problemas de seguridad y-especialmente las soluciones a ellos-puedan enfrentarse apelando a soluciones mágicas vinculadas con el endurecimiento de las penas o el fortalecimiento de las fuerzas de seguridad. Antes bien, creemos que para construir salidas duraderas e integrales para estos problemas es necesario que seamos lxs vecinxs conjuntamente con las autoridades municipales lxs que definamos las prioridades y podamos decidir cuáles son las mejores maneras de trabajar para enfrentar esas preocupaciones. Por eso la participación ciudadana en materia de seguridad es un eje central de nuestra campaña.

De la misma manera creemos que no es posible pensar la seguridad ciudadana sin contemplar las particulares formas de habitar la ciudad de las mujeres y lxs jóvenes, atendiendo a sus necesidades, intereses y deseos. Estamos convencidxs de que una ciudad segura es aquella en la que las mujeres, las disidencias sexuales y lxs jóvenes puedan vivir y expresarse libremente, ocupando el espacio público y recibiendo asistencia frente a las violencias que puedan sufrir. Por eso nuestra perspectiva de la seguridad es popular, inclusiva y feminista.

› PROPUESTAS ESPECÍFICAS:

Creación de las Mesas Barriales de Seguridad: Cada uno de los barrios que tiene Santa Fe tendrá su propia mesa para plantear y debatir las situaciones que referencia como inseguros. Serán espacios de representación colectiva y no individual. Podrán participar representantes de las organizaciones sociales, políticas, religiosas o culturales, además de las escuelas, comisarías, sociedades de fomento, y el Municipio. La mesa tendrá funciones de contralor de las policías, pudiendo pedir la rendición de cuentas a las autoridades municipales sobre esta materia, y establecerá las prioridades en cada barrio. Para participar en las mesas, lxs integrantes deberán hacer un curso introductorio que estará a cargo de docentes especializados en Seguridad de la UNL (Universidad Pública).

Creación de un Observatorio de Seguridad Local: Proponemos la creación de una agencia municipal conformada por expertxs en la materia que produzca información pública con la finalidad de disponer de un mapa actualizado de las conflictividades sociales en la ciudad. Dicha información nutrirá la gestión de las fuerzas de seguridad, el debate y la búsqueda de soluciones democráticas y pacíficas. Se propondrá hacer un convenio con una Universidad para su conformación.

Red de Promotoras en Violencia de Género: La violencia de género constituye una problemática que aún permanece oculta en el ámbito privado, protegida por las complicidades machistas que la naturaliza e invisibiliza. Las vecinas y amigas del barrio generalmente son las primeras en acudir o a quiénes recurrir frente a una situación de emergencia. Por eso, en el marco de las Mesas Barriales proponemos la creación de una Red de Promotoras en Violencia de Género, donde las mujeres organizadas en cada barrio puedan recibir toda la información necesaria sobre qué hacer frente a estas situaciones y cómo requerir la intervención inmediata de  los organismos competentes tanto a nivel local como provincial y nacional.

Red de protocolos frente a la violencia de género en boliches y locales nocturnos: Todxs tenemos derecho a divertirnos libremente y sin riesgo de ser violentadxs por nuestra condición de género o identidad sexual. Por eso desde el Concejo Municipal vamos a promover la creación de un protocolo para prevenir la violencia de género en los espacios que habitan especialmente lxs jóvenes de la ciudad, para promover la diversión sin abuso y sin violencia machista.

Incorporación de conductoras de colectivos, taxis y remises: Una de las preocupaciones diarias de las mujeres y jóvenes en la ciudad es pensar en cómo volver a casa segurxs. Desde el Concejo Municipal nos comprometemos a promover la creación de redes de conductoras de transporte, especialmente taxis y remises, de modo de que sea sencillo contratar sus servicios directamente, evitando las situaciones de temor, incomodidad y peligro a que muchas veces nos exponemos al regresar a nuestros hogares, al tiempo que permite promover la autonomía económica y laboral de mujeres y disidencias en la ciudad.

Alternativa Habitacional Transitoria para mujeres y disidencias sexuales: Acceso prioritario de mujeres y disidencia en situación de violencia o de calle a viviendas transitorias, así como también, incorporación prioritaria en los procesos de adjudicación de viviendas municipales en los programas de desarrollo urbano futuros, como mecanismos de promoción de la autonomía personal de las mujeres y disidencias y para el ejercicio efectivo del derecho a vivir una vida libre de violencias.

¡Viva el tiempo libre!: El ocio no es un problema en sí mismo. No se trata de llenar el tiempo libre de los jóvenes con actividades, sino de crear en distintos barrios casas juveniles para generar experiencias que contengan sus propias expectativas, inquietudes, deseos.

Redes de amistad/Tejiendo lazos: Se trata de generar actividades que recreen vínculos entre distintos actores de distintos barrios. No sólo entre los jóvenes, sino entre los jóvenes y los adultos. Espacios de intercambio de experiencias intergeneracionales e interbarriales a través de torneos deportivos, experiencias culturales, educativas, etc.

Refuncionalización de la Guardia de Seguridad Urbana (GSI): Proponemos generar una reglamentación que sostenga un perfil estrictamente preventivo. La misma será dirigida por el intendente y controlada de manera externa por concejales de la oposición y representantes de las mesas barriales de seguridad. Sus agentes trabajaran mancomunadamente con los representantes de las mesas
barriales de seguridad. Es pertinente que la capacitación de los agentes la realicen docentes especializados en temas de seguridad de la UNL. La guardia actuará en base a protocolos de procedimientos sujetos a los estándares de derechos humanos y no dispondrá de armas de fuego.

Hablando se entiende la gente: Proponemos un plan de desarme y control periódico de los usuarios titulares de armas legales a través de exámenes, entrenamientos y protocolos ∞