Cultura y Educación

› IMPULSAR LA CULTURA COMO UN BIEN COMÚN

Para recuperar la noción de cultura como un bien común y como un derecho ciudadano fundamental proponemos una nueva visión de la cultura bajo tres modalidades de gestión:

Gestión cooperativa de la cultura y de la producción del conocimiento: Se trata de sostener y fomentar las redes y espacios existentes donde la cooperación cultural tiene lugar mediante la interacción de agentes autónomos. La realidad nos indica que los emprendimientos culturales que no se subordinan como mero recurso para la “marca Santa Fe” son segregados de la política cultural del municipio. Más aun, ven su desarrollo impedido por persecuciones regulatorias que sólo apuntan a la sanción punitiva y no a un acompañamiento que fomente el cumplimiento de las normas.

Para lograr la redistribución hacia la ciudadanía del capital simbólico y económico que ésta ya produce, es preciso regular las contrataciones externalizadas y priorizar la colaboración municipal con las pequeñas y medianas “cooperativas” culturales.

La gestión público-comunitaria de la cultura: Son las instituciones de cultura popular (como el Centro Cultural y Social El Birri), que unas veces son autogestivos y otras hacen uso de infraestructuras o recursos cedidos por las instituciones públicas. Se las ha de dotar de un marco regulador que las reconozca como agentes político-sociales protagonistas en la vertebración de los barrios, diferentes de los intereses empresariales privados y con una relevancia superior a la mera decoración cultural de la ciudad.

La gestión pública de la cultura: Son las instituciones culturales que consisten en grandes equipamientos públicos (Teatro Municipal, Molino Marconetti, Liceo Municipal). Proponemos descentralizar la oferta cultural que brinda el municipio creando las Casas Culturales en los distritos de la ciudad que no cuenten con ninguna oferta cultural y educativa.

 

› APROVECHAR LAS TIC PARA PROMOVER UNA CULTURA LIBRE Y ACCESIBLE

En las últimas décadas, podemos ver un gradual pero crucial cambio de paradigma, del modelo de cultura propietaria a un modelo de cultura libre, en correspondencia con las posibilidades de socialización cultural que ofrecen las TIC, basada en una lógica de circulación abierta los bienes culturales y desarrollada por multitudes crecientes de ciudadanos en red. Para aprovechar estos cambios, planteamos:

Fomentar el uso licencias libres que permitan el acceso y la reutilización de los materiales (publicaciones, videodocumentación, etc.).

Digitalizar todos los archivos del municipio, de acuerdo con los estándares internacionales de conocimiento abierto que utilizan instituciones de todo el mundo.

 


Sé el primero en opinar!

Por favor, compruebe su e-mail para un enlace para activar su cuenta.